Como 6 consejos valiosos pueden aprovechar su Educación Financiera

A pesar de que la juventud es el momento más propicio para pensar en el futuro, a menudo no es lo que pasa. Por este motivo, promover la Educación Financiera para los jóvenes es un desafío a menudo subestimado. Desafortunadamente, estamos tratando de una generación que no ahorra, que se endeuda temprano y que tiene poca o ninguna Educación Financiera.

Por eso, preparamos este post con 6 consejos valiosos elegidos que forman parte de una nueva generación de jóvenes que quieren garantizar una vida tranquila y con Libertad Financiera.

¿Vamos allá?

¿Cuál es la importancia de la Educación Financiera para los jóvenes?

Antes de hablar sobre las recomendaciones, es importante tener en cuenta el porqué de ese asunto merecer tanta atención. Este es un tema esencial para todas las edades, pero debe ser difundido especialmente entre los jóvenes. Cuanto antes una persona sabe manejar sus finanzas, hay más posibilidades de garantizar un futuro mejor.

Además, no es sólo dentro de veinte o treinta años que los beneficios de una vida financiera sana se presentan: quien controla lo que gasta y organiza las finanzas, ve rápidos resultados en lo que se refiere a la tranquilidad y seguridad para llevar una rutina cómoda y lejos de las preocupaciones financieras.

Los siguientes son instrucciones sencillas, pero que necesitan disciplina para funcionar. No es bueno comenzar siguiendo las indicaciones y luego soltar por el camino: una de las principales características de la Educación Financiera es la capacidad de organización y la determinación para hacer de ella un estilo de vida.

¡Compruebe abajo las recomendaciones que separamos para usted!

1bda9c8769baf7c937060ba2b895503c

  1. Analice su situación actual

Antes de tomar cualquier providencia, haga un recuento de la situación. ¿Hay deudas? ¿Hay alguna característica guardada? ¿Cuál es su estilo de consumo? ¿Cuánto gana? ¿Cuánto de su salario va para gastos fijos y en cuanto a cosas superfluas?

Este análisis ayudará a trazar un perfil de consumo y, a partir de él, establecer un plan de acción, ya sea para retirar deudas o para empezar a ahorrar.

  1. Planifique sus gastos

¿Qué hacer planes para sus recursos a partir de ahora? Descubrir a dónde va y definir sus objetivos a corto, mediano y largo plazo?

Definir estas cuestiones es necesario para crear una planificación eficaz. Cuando usted hace planes, su dinero se utiliza de forma consciente y evita que se pierde. Por ejemplo: si usted tiene como meta comprar un coche a medio plazo, analice cuánto es posible guardar por mes para que en determinado tiempo sea posible realizar la compra.

Coloca en el papel lo que deseas para el futuro, sea dentro de un mes o diez años. Sea realista y establezca metas factibles. No tiene nada más desalentador que crear objetivos imposibles al principio.

En un cronograma, establezca el tiempo y el valor necesario para cada meta. Y no olvides de priorizarlas, es decir, de separar la cantidad necesaria para ese objetivo todo comienzo de mes.

  1. Haga la primera economía

Después de planear los gastos, ¿qué guardar su primera cuantía? Cree el hábito de ahorrar no sólo para alcanzar sus objetivos, sino para crear una reserva de emergencia en los momentos de crisis o cuando haya imprevistos. No esperes sobra al final del mes para empezar a ahorrar. Es necesario que eso sea parte de su planificación y no sea sólo obra del azar.

No corra el riesgo de ver su salario irse sin siquiera saber a dónde fue. ¡Incluya en su planificación una cantidad mensual que será destinada a la reserva de emergencia y controlarse!

  1. No pierdas más de lo que gana

Esta sugerencia puede parecer obvia, pero no todo el mundo sigue, principalmente entre los jóvenes. Según la ACSP (Asociación Comercial de São Paulo), el 67% de los deudores son jóvenes menores de 35 años. Esto se debe básicamente a un hábito muy común entre ellos: gastar sin pensar, principalmente en una época de ofertas y propagandas cada vez más asertivas.

Entonces, para no cerrar el mes en el rojo haciendo aún más deudas, intente usar la regla de los 50-15-35. Es un sistema simple que tiene como propósito controlar los gastos del mes considerando tres grandes grupos:

→ 50% para gastos esenciales, es decir, aquellos necesarios para que usted se mantenga en el día a día;

→ 15% para prioridades financieras como la liquidación de deudas, si está endeudada; o para la construcción de una reserva de emergencia;

→ 35% para mantener su estilo de vida. Son aquellos gastos que no son esenciales y pueden ser cortados en un momento de crisis.

  1. Corte los gastos innecesarios

Este es un problema que lleva a muchos jóvenes a gastar más y contraer deudas. Comprar por impulso es un hábito y debe ser modificado con urgencia. Incluso los gastos no esenciales deben ser hechos de forma consciente. Busque crear un estilo de vida dentro del 35% antes mencionado para no comprometer las prioridades.

Sabemos que no es fácil cambiar hábitos, pero con determinación todo es posible. Comience en casa. Evite el desperdicio de energía, las salidas para comer y cenar fuera y los elementos superfluos en la lista del supermercado.

El gran objetivo aquí es aprender a consumir de forma consciente y aún ahorrar para poner en acción sus planes y metas.

  1. Disfrute de la tecnología

Ya que vivimos en la era de la tecnología, ¿por qué no aprovechar? Hay aplicaciones y herramientas en línea que van a facilitar – y mucho! – su vida. Ellos serán grandes aliados, principalmente para quienes tienen una rutina de carrera y no tienen tiempo para registrar manualmente los gastos y hacer un análisis del presupuesto.

¡Ahora está contigo!

¿Y entonces, le gustó los consejos que trajimos para estimular la Educación Financiera entre los jóvenes?

Si usted está listo para ir más allá de las economías y empezar a beneficiarse con ellas, tenemos un regalo.

Descargue ahora mismo nuestro ebook gratuito con el siguiente. Plan Definitivo para que usted alcance la Libertad Financiera!

En él usted tendrá acceso al paso a paso completo para su éxito financiero.

Descargue su copia gratuita aquí.