Cómo Evaluar Acciones: Los Principales Indicadores

Tiempo de lectura: 9 minutos

El proceso de evaluación de empresas (o valuaciónen inglés) se utiliza para estimar cuánto una empresa vale, es decir, su valor intrínseco. Para ello, generalmente se utiliza algún modelo cuantitativo. Sin embargo, existen diversos índices e indicadores, que se pueden utilizar para darnos una pista del valor relativo de la empresa, es decir, si es cara o barata. También se pueden utilizar para hacer comparaciones entre diferentes empresas.

Así, el objetivo de este artículo es presentar los indicadores de análisis fundamentalista más utilizados y explicar su significado de forma detallada. ¡Espero que disfrute del contenido!

Ganancia por acción (LPA)

Una de las formas más simples de comenzar evaluando una empresa es a través de sus ganancias. El beneficio no es nada más que el dinero que "sobra" después de que la empresa pagara sus costos de producción. Para comparar los beneficios de las empresas diferentes que necesitan ser de alguna manera estandarizados. La forma más común de hacerlo es a través del beneficio por acción (LPA), dado por la fórmula siguiente:

Beneficio por Acción = Beneficio Total / Número de Acciones

Generalmente se utiliza el beneficio de los últimos 12 meses, sin embargo, otras formas de cálculo son posibles como: beneficio estimado del próximo año, o el promedio de ganancia de varios años anteriores.

¿Qué nos dice el LPA? ¡Absolutamente nada! Un beneficio alto no significa que vale la pena comprar las acciones de una determinada empresa, pues ellas pueden estar siendo vendidas a un precio correspondientemente alto. El LPA es importante sólo porque puede ser utilizado en el montaje de otros índices, como el P / L, por ejemplo.

Índice P / L

Una vez que el LPA por sí solo no nos dice nada es común mirar la relación entre el LPA y el precio de la acción, lo que se hace a través del Índice P / L. El índice de precio por beneficio (P / L) es el más básico y probablemente el más conocido y utilizado indicador fundamentalista. Se da por la siguiente fórmula:

P / L = Precio de la Acción / LPA

El resultado representa, en teoría, el número de años que lleva al inversionista a recibir su inversión de vuelta. Por ejemplo, si el P / L fue 15 esto significa que tomará 15 años para que los beneficios de la empresa paguen su actual precio de mercado. Por supuesto, eso no es exactamente cierto, ya que no hay ninguna garantía de que la empresa continuará operando dentro de 15 años. La experiencia práctica, sin embargo, ha demostrado que la tendencia es que el beneficio de la empresa aumente cada año, de modo que el retorno probablemente será más rápido de lo indicado por el P / L.

El P / L es, sin duda, uno de los indicadores más incomprendidos. Esto es porque los inversores suelen buscar acciones que tienen un P / L bajo, pues así recibir su inversión de vuelta en menos tiempo. Pero un P / L alto no sugiere que hay una expectativa de que los beneficios aumenten en el futuro? La respuesta es sí. Entonces un P / L muy bajo puede decirnos, en realidad, que el mercado ha evaluado que los beneficios no van a aumentar en el futuro, lo que puede indicar que hay algún problema con la empresa. De la misma forma, un P / L muy alto indica que el beneficio es muy bajo – o que la acción es muy cara.

La conclusión que se puede tener es que el P / L, por sí solo tampoco muestra mucha cosa sobre la situación de la empresa, pudiendo ser encarado con una medida del grado de confianza que el mercado tiene en relación a los beneficios futuros de la empresa y, en última instancia, de la empresa con un todo. Muchos inversores, al buscar acciones en bancos de datos, como en la GuíaInvest, por ejemplo, cometen el error de dejar de analizar un papel al descubrir que tiene un índice P / L alto, ignorando los demás indicadores. Es necesario contrastar con otros indicadores para entender la situación de la empresa. Así, dependiendo de lo que los otros indicadores muestren, tanto una acción con un P / L alto como una acción con un P / L bajo pueden ser atractivas. Una alternativa con respecto al P / L es el índice PEG, como veremos a continuación.

Índice PEG

Un poco parecido al P / L es el índice PEG (Price Earnings Growth Factor o "Factor Precio / Ganancia / Crecimiento"). Se puede obtener dividiendo el P / L por la tasa (anual) estimada de crecimiento de ganancias.

PEG = (Precio de la Acción / Ganancia por Acción) / Tasa de crecimiento anual del beneficio

Mientras que el P / L sólo considera el pasado, el PEG tiene en cuenta el beneficio futuro, que es lo que realmente importa para el inversor. Así, un PEG igual a 1 indica, en teoría, que la empresa está evaluada correctamente por el mercado, es decir, está siendo vendida por su precio justo. Un PEG por debajo de 0,66 indica una subvaloración atractiva y un PEG por encima de 1,5 una clara señal de sobrevaloración.

Índice Precio / Ventas (PSR)

El índice PSR es otro índice similar al P / L. La diferencia es que el PSR mide el precio de la empresa en relación a sus ventas, en lugar de la ganancia. Como los beneficios son propensos a ser manipulados a través de distorsiones contables, se puede considerar las ventas (ingresos netos) un componente más confiable para calcular el precio de la acción. El Índice PSR proporciona otra perspectiva sobre la empresa, que complementa otros indicadores, como el P / L.

PSR = Precio de la Acción / Ingreso Líquido por Acción

De la misma forma que el PEG cuanto menor es ese índice mejor, siendo que un índice igual a 1 indica que la empresa está evaluada correctamente por el mercado.

Es importante observar que las empresas generan ingresos por la venta de bienes y servicios, es decir, siempre habrá ingresos aunque la empresa opere con perjuicio. Si una empresa no ha obtenido beneficios, el uso del PSR se vuelve más interesante, ya que es posible comparar el PSR de esa empresa con las empresas competidoras para evaluar si hay posibilidades de que vuelva a obtener beneficios.

Comparar el PSR con el P / L también es interesante para buscar posibles discrepancias. Suponga que una empresa tiene un bajo P / L (altos beneficios) y un alto PSR (pocas ventas). Esto puede indicar que los beneficios obtenidos fueron excepcionales y no tenderán a mantenerse en el futuro.

Valor Patrimonial por Acción (VPA)

Los indicadores que hemos visto hasta ahora se han basado en los beneficios o en las ventas. El Valor Patrimonial por Acción (VPA), a su vez, es un indicador basado en el patrimonio neto de la empresa. El patrimonio neto representa todo lo que la empresa posee, es decir, todo lo que quedaría si la empresa se liquidara. El VPA es dado por la siguiente fórmula:

Valor Patrimonial por Acción = Patrimonio Neto / Número de Acciones

Así como el LPA, el VPA no nos dice mucho sobre la empresa – además de su tamaño. Para averiguar si es cara o barata es necesario calcular otros índices, como el P / VPA.

Índice P / VPA

Mientras que el P / L muestra cuánto los inversores pagan por cada real de beneficio, el Índice P / VPA muestra cuánto pagan por cada real del patrimonio neto de la empresa. El Índice P / VPA viene dado por la siguiente fórmula:

P / VPA = Precio de la Acción / (Patrimonio Neto / Número de Acciones)

El indicador muestra si el precio a que la acción se está negociando en el mercado está por debajo o por encima de su patrimonio neto, siendo que un P / VPA igual a 1 representa que la acción se está negociando a un precio equivalente a su patrimonio neto.

En teoría, un P / VPA por debajo de 1 indica que la acción es barata y por encima de 1 indica que está cara. Pero eso obviamente no es necesariamente cierto. Una empresa puede tener un P / VPA bajo debido a problemas que enfrenta y una empresa con P / VPA alto puede no ser cara, una vez que las empresas de algunos sectores no necesitan mucho patrimonio neto para generar beneficios.

ROE

El ROE (Return on Equity o Retorno sobre el Capital Social) es un índice que representa cuánto de lucro la empresa logra generar en un año en relación a su patrimonio neto. Se obtiene de la siguiente fórmula:

ROE = (beneficio neto / Patrimonio neto) x 100

Generalmente se utiliza el beneficio anual y el patrimonio neto promedio del año para el cálculo. El resultado del ROE se da en términos porcentuales.

El ROE muestra si la empresa es creadora de activos (si el ROE es positivo) o consumidora de caja (si el ROE es negativo). Un ROE del 10%, por ejemplo, indica que en 12 meses la empresa obtuvo un beneficio que equivale al 10% de su patrimonio neto. O en otras palabras, indica que genera 10 centavos de nuevos activos para cada real invertido.

Generalmente un ROE de por lo menos el 15% se considera bueno. Un ROE alto puede justificar la compra de empresas con P / VPA bajo, ya que puede generar ganancias incluso sin depender tanto del patrimonio neto.


También es posible evaluar las empresas por la óptica de la renta, es decir, por el pago de los dividendos. En el artículo Dividendos: La Guía Absolutamente Completa usted podrá conocer más sobre estos indicadores.

conclusión

Este artículo tuvo la intención de ser sólo una introducción sobre el análisis fundamentalista, mostrando algunos de los indicadores más básicos utilizados. Espero que haya quedado claro las restricciones de cada indicador, de modo que es posible observar que los mismos pueden ser interpretados de diferentes formas, dependiendo de la situación de la empresa en su totalidad. Así, esos índices nunca deben ser vistos aisladamente, pero comparados con los de otras empresas, preferentemente del mismo sector. También es interesante analizar el promedio histórico de cada uno de los indicadores de la empresa.

Si te gustó el artículo, te quedaste con alguna duda o tienes alguna contribución o crítica es sólo dejar un comentario aquí abajo. ¡Hasta la próxima!

<! –

¡QUÉ ACTUALIZADO!

Introduzca su dirección de correo electrónico para recibir gratis las actualizaciones del blog!>

(crédito de las imágenes: shutterstock.com)

Deja un comentario