Estrategias para invertir en acciones

Las acciones son uno de los activos en los cuales podemos invertir e incorporar a nuestra cartera en la búsqueda de un beneficio. Sin embargo, para poder invertir en ellas, hace falta contar con una estrategia.

La estrategia que tengamos será la que nos diga cuales acciones debemos comprar, en qué momento hacerlo y cuando vender. Con esto, podremos obtener ganancias a la vez que tenemos una exposición al riesgo acorde.

Estrategias para la inversión en acciones

Existen diferentes estrategias para invertir en acciones, cada una orientada para perfiles diferentes de inversores. Entre ellas tenemos:

Inversión enfocada en dividendos: Las acciones son instrumentos de renta variable, parte de lo que genera esta renta son los dividendos, los cuales son los beneficios de la empresa que son repartidos entre sus accionistas.

Esta estrategia de inversión es pasiva y es ideal para las personas con poca tolerancia al riesgo, esto porque las acciones quedaran formando parte de la cartera una vez se compren, sin buscar venderla rápidamente.

El objetivo de estas inversiones esta en el largo plazo, es decir, los beneficios se verán en el largo plazo a medida que las empresas vayan pagando dividendos. El criterio para elegir una acción en este caso será si esta paga dividendos o no.

Fondos de inversión: Los fondos de inversión son activos que tienen un conjunto de acciones y buscan ofrecer un rendimiento mayor agrupando varias empresas claves. Generalmente agrupan acciones del mismo sector para ofrecer una alternativa de inversión en un mismo tipo de empresa y podrían dar buenos resultados en el corto plazo.

Por ejemplo, si se quiere invertir en empresas de tecnología, podemos encontrar fondos de inversión con las principales empresas tecnológicas como Apple, Facebook y Google. Aunque, podemos encontrar fondos de inversión de todo tipo.

Este tipo de inversión es ideal para aquellas personas que no son tan expertas en inversiones en acciones y no se dedicaran a realizar un análisis en profundidad de las acciones. No son muy riesgosas y ofrecen un buen rendimiento.

Value Investing: Esta estrategia es muy popular actualmente por ser la que sigue Warren Buffet, quien ha obtenido muy buenos resultados con ella.

El objetivo del value investing es invertir en empresas que tiene un potencial de crecimiento muy alto, de esta manera, a medida que estas empresas vayan creciendo y generando valor, se obtendrá ese valor en la cartera en el largo plazo.

Esta no es una estrategia de corto plazo, requiere de tiempo y conocimiento para analizar el mercado, ver cuales empresas tienen potencial de crecimiento y cuales no.