Los productos apalancados

¿Qué es el apalancamiento?

Lo vas a entender muy bien si le digo que te apalancaste cuando compraste una casa y adquiriste tu hipoteca con el banco.

Sería endeudarse para financiar algo que consideras una inversión. Hasta hace muy poco la compra de vivienda era un claro ejemplo. Comprabas una casa por un valor de 200.000 euros, y pagabas 40.000 euros. Los restantes 160.000 eran financiados por el banco, por ejemplo a un interés del 4%.

Al año tienes suerte y vendes la casa por 250.000 euros. Devuelves la hipoteca de 160.000 euros más los intereses que te cobraron durante un año (6.000 euros).

En realidad el capital que tú aportabas fue solo 40.000 euros, el resto era del banco.

Si hacemos un resta: 250.000 € lo que nos pagan por la venta -160.000€ de hipoteca -6000 € de intereses -40.000 € que fue nuestra aportación, la ganancia obtenida asciende a 44.000 euros y además contamos con el capital inicial de 40.000 euros. (En este ejemplo me olvido de los impuestos y gastos de notaría ya que el ejemplo nos ayuda a comprender el concepto de apalancamiento).

Como puedes comprobar has duplicado tu capital real inicial de 40.000 euros a 84.000 euros.

¿Qué son las posiciones cortas?

Como ya he repetido en varias ocasiones a lo largo de esta obra, la mayoría de la gente piensa erróneamente que en la bolsa se gana dinero cuando esta sube. No les puede caber en la cabeza que también se gana dinero cuando la bolsa baja (siempre que la inversión se realice a crédito). Es más, os puedo asegurar que se gana más con las posiciones cortas (a la baja), que con las posiciones largas (al alza).

Y es fácil porque la bolsa baja más rápido que sube. Si fuese una escalera seguramente que la remontas de escalón en escalón pero a la bajada lo haces de dos escalones en dos escalones o incluso de tres en tres.

Igualmente ocurre con la venta a crédito, futuros y CFD´s: Puedes sacar rentabilidad a la bolsa cuando esta cae e incluso cubrir pérdidas que hayas tenido con las acciones por ejemplo.

¿Qué son los vencimientos?

Todos sabemos que si una persona posee acciones y no las vende, formarán parte de tu patrimonio familiar de por vida, incluso las dejarás en herencia a tus hijos. Ello quiere decir que las acciones no caducan. En cambio existen productos como la compra venta a crédito, los warrants y los futuros que tienen un plazo límite para poder venderlos o en todo caso poder cambiar al contrato siguiente en el que se ampliará el plazo al próximo período.

Por ejemplo, los futuros sobre índices (IBEX 35, Eurostoxx 50, etc.) cuentan con más vencimientos abiertos que los futuros sobre acciones. Las principales fechas para la liquidación de futuros es los terceros viernes de marzo-junio-septiembre-diciembre; en esos momentos es necesario liquidar los contratos, bien porque se entregue la mercancía para la que se hizo el contrato, o bien porque se liquiden las diferencias con pérdidas (si las tuvo) o con ganancias.

¿Qué son las liquidaciones diarias?

En pocas palabras la liquidación diaria es hacer caja. ¿Sabes la alegría que sientes cuando al final del día o la sesión observas en tu cuenta de resultados que has ganado 500 dólares por estar dos horas sentado en el ordenador tradeando? te puedo asegurar que la sensación es equiparable al placer en su estado máximo. Sobre todo si tienes algún agujero en casa que necesita ser pagado, o ese seguro que tocaba este mes, o el dichoso mes de septiembre con los libros de los niños…