Margen de Seguridad: La Cereza del Toro de la Inversión en Acciones

Tiempo de lectura: 12 minutos

En los últimos artículos hemos visto lo que es y cuáles son las premisas de la inversión en valor (o Value Investing), así como las estrategias que deben adoptarse para los inversores defensivo y emprendedor. Sin embargo, faltó, sin embargo, un concepto que Benjamin Graham consideraba fundamental para su metodología de inversión: el margen de seguridad.

En los próximos párrafos usted va a entender lo que es y cuál es la importancia del margen de seguridad para la inversión en valor, así como ver cómo aparece de diferentes formas para el inversionista defensivo y para el inversor emprendedor. ¡Espero que disfrute del contenido!

El Concepto de Margen de Seguridad

El margen de seguridad es un concepto que se refiere al nivel de protección que el inversionista inteligente debe buscar en sus inversiones. Es obvio que usted sólo va a comprar una acción si cree que hay una probabilidad sustancial de su precio subir en el futuro. Así, a menos que haya realizado cálculos equivocados o tenga un azar inusual, su decisión embebe un cierto "margen de seguridad".

La diferencia entre el llamado "inversor común" y el "inversor inteligente" de Graham es en relación al tamaño de ese margen de seguridad. Para el inversor inteligente no basta con una margen razonable. Él no acepta nada menos que un margen enorme, que irá disminuir al mínimo el impacto de errores de evaluación en la elección de sus acciones.

El concepto de margen de seguridad es un tanto confuso, ya que el margen de seguridad puede interpretarse de diversas formas, y se expresa algunas veces en términos numéricos y en otras no. Para entender mejor vamos a hacer nuevamente la distinción entre el inversionista defensivo y el emprendedor y así ver cómo el margen de seguridad debe ser encarado por cada uno de ellos.

Margen de Seguridad para el Inversor Defensivo

defensivo

El inversor defensivo se beneficia del margen de seguridad "natural" que las acciones poseen, es decir, debido a la tendencia que las buenas empresas tienen que expandir sus beneficios. De esta forma, las acciones del inversor defensivo seguirán el desarrollo de los beneficios de las empresas, lo que en teoría se reflejará en el precio de las acciones a largo plazo.

Para aprovechar esta tasa de crecimiento normal de las acciones, sin embargo, es necesario que las acciones sean compradas a precios históricos medios, es decir, el inversor debe aplicar valores iguales a intervalos regulares de tiempo (un mes, tres meses, un año) . Cabe recordar también que el inversor defensivo invertir en un horizonte de al menos 5 años y seleccionar sólo acciones con precios compatibles con sus promedios históricos, de empresas prominentes en sus sectores y con fuerte posición financiera (ganancias y dividendos consistentes, crecimiento razonable , índices P / L y P / VPA moderados, etc.).

Una forma de medir el margen de seguridad para el inversor defensivo, según Graham, es a través de la relación entre razón L / P (Ganancia / Precio) promedio de la cartera de acciones – el inverso de la razón P / L – y la tasa de interés de bono de obligaciones con grado de inversión de plazo de diez años. La diferencia entre esos valores representa la rentabilidad adicional que el inversor defensivo en acciones recibía en relación a la rentabilidad de la renta fija. Por ejemplo, suponga que tiene la opción de comprar un título con una rentabilidad del 4% al año y una cartera de acciones con un índice L / P promedio del 9% al año. En ese caso, al comprar las acciones usted recibirá, en teoría, una ganancia adicional del 5% anual, lo que en un plazo de 10 años representaría una ganancia adicional del 50% en relación al título de renta fija.

En el caso de Brasil, el valor de los intereses a largo plazo de renta fija puede ser representado por el bono de los títulos públicos del tipo "Tesoro IPCA", en que la tasa pactada representa el rendimiento real del título, es decir, ya descontada la inflación del ingreso, período. En el momento en que escribo, esta tasa es el 5,22% a.a. para el título Tesoro IPCA + 2024 (usted puede ver los valores actualizados aquí).

Alternativamente, si tomamos el inverso de la tasa de interés del título público llegamos a la razón P / L máxima sugerida para la cartera, que sería de 19,16 (100 / 5,22), en el contexto de las tasas de interés y condiciones de mercados actuales . Una "recomendación básica" de Graham es que la acción promedio se cotiza aproximadamente un 20% por debajo de la razón P / L máxima, lo que sugiere que creía aceptable un margen de seguridad de al menos el 20%. Así, llegamos a una forma de medir el margen de seguridad para la cartera del inversionista defensivo como un todo, a través de la siguiente fórmula.

Margen de seguridad (%) = 100 – [(Razão P/L da Carteira) / (100/Taxa de Juros) * 100]

¿Cuál es el margen de seguridad para el inversionista defensivo en Brasil? Para responder a esta pregunta comenzamos calculando la razón P / L de las "acciones de primera línea" del mercado brasileño, las cuales el inversor defensivo debe limitarse. Para ello seleccionamos todas las acciones del índice Bovespa a través del "Stock Guide" del sitio GuiaInvest y llegamos a una tasa P / L media, para los últimos 3 años, de 20,29. Este valor representa un margen de seguridad de -13,4%, indicando que una cartera compuesta por esas acciones ofrece, en teoría, un retorno menor que la renta fija con el mismo grado de riesgo. Esto muestra que el inversor defensivo tiene un margen de seguridad desfavorable dado el contexto actual de la bolsa.

Sin embargo, esto no significa que el inversor defensivo no pueda obtener un margen de seguridad satisfactorio. Al seleccionar acciones individuales, como en nuestro ejemplo de cartera defensiva, tenemos una razón P / L promedio de 8,25 que es igual, respectivamente, a una razón L / P promedio de 12,12. Esto indica que nuestra "Cartera Defensiva de Graham", con acciones seleccionadas individualmente, supuestamente tendría un retorno superior al doble de la renta fija por año, con un margen de seguridad del 56,9%, que supera con holgura el 20% recomendado por Graham.

Para el inversor emprendedor el concepto de margen de seguridad aparece de una forma completamente distinta, como veremos a continuación.

Margen de Seguridad para el Inversor Emprendedor

empreendedor

Para el inversor emprendedor, que busca empresas con gran capacidad de generar ganancias y cuyo desempeño está temporalmente por debajo de su media histórica, el margen de seguridad consiste en la combinación entre una acción subvalorada, tras una estimación conservadora del valor intrínseco, y la tendencia expansión geométrica de los dividendos. Así, el margen de seguridad puede medirse a través de la diferencia porcentual entre el valor intrínseco y el precio de compra de una acción subvalorada, conforme la fórmula abajo.

Margen de seguridad (%) = [(Valor Intrínseco / Preço Atual) – 1] * 100

El inversor emprendedor sólo comprar una acción, por lo tanto, si no sólo se vende por menos de lo que vale (por debajo del valor intrínseco), sino que requiere un cierto margen de seguridad. ¿Cuál debe ser el tamaño del margen de seguridad para que se considere una buena inversión? Esto depende de varios factores, incluyendo las condiciones de mercado, la tolerancia al riesgo del inversor, e incluso las perspectivas para la empresa en cuestión.

Cuando el inversor confía en que su determinación de valor intrínseco es muy precisa y es poco probable que la acción sufra oscilaciones sustanciales, entonces un margen de seguridad menor puede ser adecuado. Este es generalmente el caso de empresas grandes y bien establecidas, con perspectiva de ganancias claras y registros de flujos de caja estables.

Intentar determinar un precio justo exacto para otras empresas, en particular las más jóvenes que operan en sectores volátiles, puede ser una tarea extremadamente difícil. En este caso, los inversores prudentes deben exigir un margen de seguridad superior para compensar las incertidumbres detrás del cálculo.

La siguiente imagen resume el proceso de compra de una acción subvalorada:

La Inversión en Valor Resumido en una Imagen

Se percibe que, a pesar del precio de la acción cambiar constantemente su valor intrínseco permanece casi inalterado a lo largo del tiempo. A continuación, vea que existe un margen de seguridad, de modo que la oportunidad de compra de esta acción ocurre sólo cuando el precio de la acción se encuentra por debajo de dicho margen de seguridad. El problema que se plantea ahora es: ¿cómo determinar el valor intrínseco de una acción? Usted encuentra la respuesta a esta pregunta en el siguiente tema.

Calculando el valor intrínseco

Graham presentó en su obra Análisis de seguridad (1934) [Análise de títulos financeiros – sem edição no Brasil] el método del "activo circulante líquido" para determinar el valor intrínseco de una acción. Sin embargo, con el avance de la tecnología encontrar acciones evaluadas por menos que el valor de su activo circulante líquido – las "gangas" de Graham – se ha convertido en algo que se puede hacer con unos pocos clics. De esta forma, es muy difícil hoy en día encontrar acciones subvalorizadas utilizando los métodos originalmente propuestos por Graham.

Desde entonces, otros modelos para determinar el valor intrínseco de una acción han surgido. Generalmente yestos nuevos modelos se basan en la premisa de que el valor teórico de una acción es determinado por todos los ingresos que la empresa recibirá en el futuro (y no sólo en datos pasados ​​como el modelo de Graham).

Así, el proceso de evaluar el valor intrínseco de un activo es un tanto confuso, ya que es muy difícil estimar los flujos de efectivo futuros de una empresa. Es cierto que la trayectoria futura de una empresa está sujeta a diversas influencias que no pueden ser previstas, de modo que nadie sabe siquiera el valor aproximado de esos ingresos y como consecuencia nadie conoce el verdadero valor intrínseco de una empresa.

Para hacer una estimación con razonable precisión es necesario analizar su desempeño en el pasado por un largo período de tiempo, de al menos 10 años para, entonces proyectar los beneficios futuros. Cuanto más estable es la tendencia presentada por los resultados pasados, mayor será la precisión con que será posible determinar el valor intrínseco. Las empresas que tienen resultados muy dispersos, deben ser rechazadas como opción de inversión, ya que el rango de posibles valores intrínsecos resultante será muy grande.

Los dos modelos más utilizados para estimar el valor intrínseco son el modelo de flujo de caja descontado (DFC) y el modelo de descuento de dividendos (DDM). En este último, el procedimiento para determinar el valor teórico de la acción consiste en estimar los dividendos a ser pagados durante 10 años o más años en el futuro y ajustarlos a una tasa de descuento. La tasa de descuento sirve para reflejar el hecho de que el dinero hoy vale más que el recibido en el futuro.

Como la tasa de descuento ideal – así como el crecimiento de los beneficios en el futuro – son desconocidos, el valor intrínseco tendrá una amplia gama de valores posibles, que se obtienen mediante análisis de sensibilidad, es decir, se calculan valores para una serie de tasas . El peor es que entonces se tiene un efecto apalancado: una pequeña variación en la tasa de descuento, o en la tasa de crecimiento proyectada, resultan en una gran variación en el precio justo de la acción, de ahí viene la necesidad de emplear el concepto de margen de " seguridad.

conclusión

El margen de seguridad es un concepto fundamental para el inversor en valor, pero poco comprendido. En resumen, el inversor defensivo puede garantizar su margen de seguridad analizando la razón L / P promedio de su cartera de inversiones, que debe ser menor que los intereses pagados por títulos de primera línea del gobierno. Para el inversor emprendedor garantizar un margen de seguridad depende de estimar el valor intrínseco de una acción, el cual no es el alcance de este artículo. Así, espero que el concepto de margen de seguridad haya quedado más claro para usted ahora y de esa forma encerramos nuestra serie de artículos sobre Value Investing. ¡Espero que te haya gustado! En el caso de que se haya quedado con alguna duda es sólo dejar un comentario aquí abajo.

Este artículo forma parte de una serie sobre Benjamin Graham y el Value Investing (Inversión en Valor). A continuación te confieren los demás artículos de la serie:

<! –

¡QUÉ ACTUALIZADO!

Introduzca su dirección de correo electrónico para recibir gratis las actualizaciones del blog!>

(crédito de las imágenes: shutterstock.com)