Método Weinstein

Con los años de experiencia que llevo en el mercado me atrevo a vaticinar que la mayoría de las personas que leeréis este libro trabaja o trabajará con acciones y aunque tengo que decir que estos no son mis productos preferidos, vamos a buscar un sistema que nos permita ganar dinero con ellas.

Por lo pronto y antes de comenzar tenemos que haber decidido si somos compradores  de acciones a corto o a largo plazo.

Si nos hemos decidido por la compra de acciones a largo plazo cuando entramos en el mercado debemos valorar si estamos dispuestos o no a salir cuando entremos en pérdidas. Si has asumido que esta cuestión no tiene importancia para ti, entonces me sentiré orgullosa de ti ya que las lecciones de este libro te habrán enseñado a entrar en el mercado solo realizando análisis técnico  y tomando el valor más rentable.

Pero si por el contrario lo que deseas es trabajar en bolsa y vivir de ella, entonces tienes que conocer la regla de oro de esta.

Saber cortar las pérdidas y dejar correr los beneficios.

¡Advertencia! si no eres capaz de activar este resorte, busca otra actividad diferente a la de trabajar en la bolsa.

Cuando   entramos   en   una  posición   tenemos  que  saber cuándo debemos salirnos. Nuestra disponibilidad de pérdidas no tendría que ser mayor al 3% o como máximo el 5%.

Piensa que si te equivocas y tus cálculos no salen bien, siempre puedes entrar desde una posición inferior, probar de nuevo la fortuna y recuperar ese 3% que perdiste anteriormente.

No olvides que la herramienta de nuestro trabajo es la liquidez, si pierdes tu capital no puedes seguir invirtiendo.

Por otra parte tienes dos modos de comprar acciones: al contado o a crédito.

Si lo haces al contado debes saber que para conseguir un salario y vivir de la bolsa has de contar con un capital mínimo de 80.000 a 100.000 euros de los cuales puedas prescindir (si no es así mejor ni te lo plantees). Es imposible, según la ley de la probabilidad hacerse rico partiendo de mil euros.

Sin embargo si las acciones las compras a crédito, entonces necesitarás en torno a 30.000 euros. De esta forma tendrías que pasar de ser un inversor moderado a estar en el grupo de los agresivos porque asumes un apalancamiento (endeudamiento).

Supone comprar un activo del mercado  pagando ahora solo una pequeña parte, pero beneficiándote de todas las ganancias o de todas las pérdidas que se produzcan con la subida o bajada del mismo.

El apalancamiento lo trataremos en los futuros (no te preocupes por no entenderlo ahora) pero ten presente que si no tienes todo el capital para comenzar, es tu broker quien te presta las acciones a un cierto precio y estás obligado a devolvérselas en un plazo determinado.

Si abres posiciones bajistas, es porque piensas que la acción en cuestión bajará y quieres  ponerte corto. Pero si pierdes, recuerda que tus pérdidas, se multiplicarán por 3 como mínimo. Por ello piénsalo bien antes invertir a crédito.

Yo no invertido nunca mediante esta fórmula porque me gusta trabajar con mí propio dinero y no pidiéndolo prestado.

Si te vas a dedicar a trabajar con acciones te recomiendo que leas un libro fabuloso libro escrito por Stan Weinstein: «Secretos para ganar en los mercados alcistas y bajistas»

En el descubrirás muchos trucos que te ayudarán a la hora de comprar acciones, pero en las próximas páginas me gustaría ofrecerte un resumen basado en su sistema.

Si además quieres actualizarlo, ya que el libro se escribió hace años y los mercados han cambiado, te aconsejo que leas el libro de quien yo llamo el Stan Weinstein español: «Aleta de Tiburón» de Javier Alfayate.

Javier, (que ha sido profesor mío), es un profesional sorprendente. A sus 29 años de edad es ingeniero en telecomunicaciones y un crack de la compra/ venta de acciones. Comenzó a operar con ellas desde los 16 años, con permiso especial de sus padres debido a su minoría de edad.

Este joven ingeniero no solo ha mejorado el sistema Weinstein, sino que le ha añadido indicadores que le proporcionan información sobre si las manos fuertes están o no dentro del mercado.

Las manos fuertes del mercado son los institucionales… grandes bancos, fondos multimillonarios de inversión, inversores como Warrent Buffet que tienen capacidad de hacer compras o ventas masivas en un instrumento financiero.

El indicador Blai5, nombre que le puso su inventor (un español) y que usa Javier es sumamente eficaz ya que nos permite saber si los organismos institucionales y sus similares están en compra, en venta o fuera de mercado en un momento determinado.

Tuvo la gentileza de compartir conmigo sus creaciones. Desde que sigo sus enseñanzas mi operativa en acciones es mucho más eficaz.

Pero volviendo a Stan Weinstein ¿Qué aporta éste a la operativa en acciones?

En primer lugar aconseja una operativa relajada y tranquila. No tenemos que pasarnos el día delante de la pantalla del ordenador. Nuestra operativa tiene que estar dentro del medio o largo plazo con resultados de carácter anual y se resume en comprar caro para vender más caro.

Por otra parte Weinstein aconseja un control total sobre el miedo y la avaricia. El primero porque nos hace poner en tela de juicio nuestras decisiones sobre si entramos o no correctamente en el mercado y la avaricia porque si nos invade tras ganar querremos arriesgar más y más y finalmente terminaremos perdiendo.

Tenemos que saber controlar estos dos aspectos que forman parte del auto conocimiento y de las reglas básicas de lo que en bolsa llamamos psicotrading.

Existe una regla en la bolsa: «compre cuando las noticias sean malas y venda cuando las noticias sean buenas» y te puedo asegurar que funciona.

A raíz de esta idea ruego que tomes los comentarios de los analistas con cautela.

Hace unos días un analista técnico, muy conocido de nuestro país, en una página de Internet anunciaba que el euro dólar llegaría a 1.51 euros. Este comentario lo hacía sentando cátedra sobre ello, como si esa fuese la única alternativa; dos días después el mercado se desplomó por los rumores de que Grecia podría abandonar el euro llegando el eurodólar a los 1.48 euros.

Al igual que él, otros invitaban a entrar en el mercado. Mi consejo es que cuando escuches que la mayoría va a entrar tú salgas. Si ya has ganado, márchate. En ésta situación de bullicio, los tiburones de la bolsa y sus secuaces conseguirán que el mercado se desplome.

Reglas de oro de Stan Weinstein

En su libro Stan Weinstein ofrece unas reglas de oro que yo deseo suscribir:

Con letra cursiva añado conclusiones propias, extraídas de mis años de experiencia trabajando en bolsa.

  1. No compres nunca una acción sin comprobar su gráfico. Es imprescindible que te formes en análisis técnico.
  2. No compres si se producen buenas noticia. Si todos están hablando y especulando abandona el barco antes que se hunda.
  3. Nunca compres una acción porque haya bajado. Recuerda que todavía podría caer más.
  4. Si ya te equivocaste anteriormente y sigues comprando y vendiendo mediante un mismo patrón, tu disciplina o sistema está mal,  investiga donde está el problema y cámbialo.

El mercado está siempre activo. Sal y entra desde más abajo. Pero en caso de que decidas conservarla a toda costa, debes protegerla del temporal con un sistema de cobertura (este aspecto lo analizaremos cuando expliquemos los productos apalancados como pueden ser los futuros o CFD‘s).

Tenemos que encontrar un sistema propio para trabajar en bolsa y creer firmemente en él. A mí me ha costado 7 años encontrar el mío, aunque también tengo que reconocer que a otros profesionales les ha costado bastante más años.

Un buen sistema de trabajo es el que al menos te garantiza reiteradamente un 70% de ganancias y por tanto como mucho un 30% de pérdidas. Si tú estás en esta situación o en el futuro lo encuentras piensa que posees un gran sistema.

Si alguien te dice que gana siempre en bolsa, te está mintiendo. Como te decía no existe el sistema perfecto. Todos (absolutamente todos) poseen fallos, pero basta con que te ofrezca más beneficios que pérdidas. Y si aceptas el consejo te diré que mientras el instrumento que hayas elegido funcione no cambies. Si entraste en bolsa para ganar dinero y si estás ganando, no necesitas investigar en otro sitio.

En el mundo de la bolsa te aconsejarán entrar en distintos sitios y en mi opinión es lícito pero solo te lo aconsejo si el mercado en el que operas por un motivo u otro no se mueve.

Al inicio de este año estuvimos observando atentamente casi durante un mes los movimientos del eurodólar. En ese momento yo, que me considero conservadora y muy amante de mis beneficios (poco dispuesta a perderlos), me moví al Eurostoxx 50 (el índice de las 50 empresas más fuertes  de Europa) y si este no se hubiese movido me habría ido al mini Sp 500 (las 500 mejores empresas de USA).

¿Y por qué puedo moverme hacia estos índices? Te preguntarás.

La explicación es sencilla: son índices muy líquidos y me encuentro muy segura trabajando con ellos. Comencé hace años en el mini Sp, y ahora que soy capaz de soportar el euro dólar en su futuro (uno de los instrumentos según los expertos más complicados de tradear), mi sistema lógicamente funcionará también en estos otros mercados.

Por último recordarte que aunque tu sistema de trabajo sea bueno, los problemas se presentan cuando somos incapaces de controlarnos ante las ganancias o las pérdidas, cuando estamos ante la pantalla del ordenador. De ahí la importancia de hacer uso del psicotrading o psicología del comportamiento de esta disciplina.

Recuerda querido amigo, que si operas en bolsa debes ser especialista en lo que haces, conviértete en cirujano del instrumento en el que hayas decidido invertir tu dinero, ¡sé el mejor en ello!.

Para Stan Westein existen una serie de cuestiones prohibidas en trabajo con acciones

Aunque este resumen está basado en las teorías de Stan Westein y para ello he tenido en cuenta su libro, también he acudido a los manuales de Javier Alfayate y Ados (Internet) alternativamente y más concretamente a la parte en la que cada uno explica los 40 mandamientos de Westein.

  1. No compres cuando la tendencia del mercado global es inestable.
  2. No compres un valor perteneciente a un grupo inestable.
  3. No compres un valor por debajo de la MM30 (Es la media móvil, un cálculo matemático de las últimas 30 semanas que te dará tu graficador cuando lo programe).
  4. No compres un valor que tenga una MM30 semanas descendente (aunque el valor esté por encima). La media móvil es un cálculo matemático, tu graficador te dará la posibilidad de colocarlas en tu gráfico y te ayudarán a seguir el patrón.
  5. No importa lo alcista que sea un valor, no lo compres demasiado tarde en el avance, cuando esté muy por encima del punto de entrada.
  6. No compres un valor que tenga poco volumen en la gráfica. Si lo compró porque había dado una orden de stop de compra, véndalo inmediatamente.
  7. No compres un valor que muestre poca fuerza.
  8. No compres un valor que tenga cerca una fuerte resistencia por encima de la media.
  9. No te imagines los suelos.

Nota: Stan Weinstein cree a pie juntillas que es estúpido comprar solo porque el precio de la acción sea barato y que es mucho más inteligente comprar algo que todavía puede subir más.

¿Cuáles son las herramientas de análisis de Stan Weinstein y cómo la están mejorando?

Generaciones de inversores en acciones

  1. Precio en gráfico de velas japonesas

A veces en las velas observamos que existen rabos (parecen las mechas de los cartuchos de dinamita de las películas del oeste); él no las tiene en cuenta cuando tira sus líneas de tendencia. A esta forma de actuar yo la he llamado cortar flecos y la uso en cualquier gráfico. Al igual que Weinstein casi nunca las tengo en cuenta.

  1. Media de 30 períodos

Se usa para determinar la tendencia a medio plazo. Las medias pueden ser simples o exponenciales dependiendo de los cálculos matemáticos con los que se hayan realizado.

  1. Es esencial para determinar la validez de las fugas y de los techos y suelos del mercado.
  2. Gráfico anual para poder ver las caídas y subidas. Ello nos dará una visión de conjunto para saber en qué momento nos encontramos.
  3. Fuerza Relativa o RSC Mansfield

Es un indicador para medir la fuerza del producto con respecto a su índice. (Este no ha sido explicado en este manual pero es un indicador que Weinstein usa, y que se puede encontrar en los graficadores como por ejemplo en visual chart, momentum…)

  1. Para mostrar señales de giro a partir de sus divergencias.

En páginas anteriores mostramos un gráfico donde se observaba la divergencia entre el macd y el precio. El precio iba en un sentido y el macd en otro.

  1. Konkouré. Este indicador nos muestra si los poderosos están moviendo el mercado o por el contrario si son las manos de muchos pequeños inversores. Si está en manos de los más fuertes observaremos más claramente que la tendencia tendrá duración en el tiempo.

Ellos actúan de forma invisible, pero este indicador los delata, ya que no existe tendencia sin volumen, y este indicador (como si un perro fuese) los detecta como hemos dicho y nos sirve para localizar los suelos y los techos de los mercados.

Este indicador me ha sorprendido y os aconsejo que lo uséis, os lo podéis descargar de la página de su autor www.blai5.net donde él mismo explica como se le ocurrió la idea.

A mi cualquier cosa que sirva a las gacelas para luchar contra los leones (referencia al libro de José Luis Cárpatos), me parece estupenda, y sobre todo si de un modo u otro se pone a disposición de los más indefensos; así que felicidades Blai.

La importancia de la psicología para operar en la bolsa

Acciones según Weinstein

Este punto forma parte del psicotrading que necesitaría un manual aparte pero es importante conocer algunos puntos relevantes como iniciación.

  • Las emociones son las que mueven a las manos débiles, por eso no debemos tenerlas en control. Sin embargo conocerlas nos beneficiará si sabemos usarlas correctamente.
  • Nunca debemos hacer caso de las emociones en bolsa. Se debe trabajar sin emociones, sin miedo por las pérdidas ni euforia por las ganancias.
  • Asumir las pérdidas usando stops con porcentajes pequeños.
  • No hacer caso nunca a los expertos, analistas y corredores.

Yo iría más allá: no hagas caso a ninguno; aprende a leer el gráfico, limítate a aprender del analista como leerlo. Una vez aprendido toma decisiones por ti mismo.

  • No dejarte llevar por la multitud, formarte una opinión propia y comprobar su validez constantemente a partir de las señales del gráfico.
  • Usar stops y respetarlos. Con esto conseguiremos una curva de beneficios más regular y, por tanto, una mejor gestión de acciones.

A esto en inglés se le llama Money Management, que en bolsa es la diferencia entre seguir vivo o morir en el intento, y que tanto en el trading como en la bolsa, (junto con el psicotrading y el sistema probado que tengas y te funcione) es lo que hará que ganes dinero o tengas que abandonar el mercado con el rabo entre las piernas.

Este aspecto tan importante lo analizaremos pormenorizadamente en mi próximo libro y en los futuros cursos de trading que ofreceremos. Aquí basta con aprender a movernos en el mercado.

Etapas de un mercado Weinstein

G 12.2 Gráfico del libro de Stan Weinstein

Etapa 1: Cualquier acción o valor después de varios meses descendiendo comenzará a operar lateralmente. Compradores y vendedores están en equilibrio y por tanto no existe presión para seguir empujando el precio hacía abajo. La media móvil de 30 períodos (días o semanas) pierde su inclinación bajista y comienza a ser plana.

Etapa 2: El pistoletazo de salida para comprar, se produce cuando el valor ha salido ya de su base, del lateral, y está en una etapa en la que existe movimiento. Es entonces cuando comienza la fase alcista del gráfico, el momento en que se rompe el lateral y sube, cuando ya se ha confirmado porque tal vez haya hecho un pull back (retroceso). Es el momento ideal para la compra.

Es necesario que esta fuga se realice con un volumen alto (el doble o el triple). Para ello controlaremos nuestro indicador de los últimos días (si lo observamos en intradía), o de varias semanas (si lo observamos a largo plazo).

Para vuestra información contaros que Stan Weinstein no opera en laterales.

¿Cómo trabajaría él?

Espera a que el precio de la acción en la que opera rompa la resistencia más cercana, y se confirme dicha rotura definitivamente, tal vez con un pull back o retroceso del precio que volverá  a la antigua resistencia ahora soporte en la que se apoyará. Ese movimiento es una confirmación de la rotura definitiva ya que la resistencia se ha convertido en soporte no dejando pasar el precio en dirección bajista.

Si se equivoca, colocará un stop de pérdidas en algún punto del lateral cercano al ahora soporte  y que antes fue una resistencia, y asumirá una pequeña pérdida. Si acierta su ganancia será muy grande.

Si miras el gráfico G 12.2 está diseñada la línea de la media de 30 semanas. Cuando el precio ha roto esa media en dirección alcista la acción tiene un gran recorrido y el señor Stan usando esa media aritmética se mantiene en la acción y no la vende mientras la línea se mantenga por debajo ascendiendo.

La fuerza relativa (RSc Mansfield) tiene que ser fuerte (Recordemos que es un indicador que como cualquier otro nos ayuda a ver hacia donde se dirigirá el precio).

Etapa 3: tras la subida alcista los precios se paran y se monta un lateral. La media de 30 también comienza a volverse plana.

Etapa 4: bajista: rompe el lateral a la baja. Este es el momento de vender o lo que es lo mismo ponerse corto. El precio se coloca por debajo de la media de 30 que también baja. Aquí no es necesario que el volumen sea alto, pero si es importantísimo que la fuerza relativa, el indicador RS Mansfield sea débil.

¿Cuándo haremos dinero siguiendo el sistema de Stan Weinstein, en que etapas? En la fase dos a largo y en la fase cuatro a corto.

Tengamos presente que si trabajamos con futuros u otros productos que no sean acciones y no los vamos a mantener mucho tiempo, el periodo de media móvil no debería de ser de 30 períodos sino menor. Por tanto conviene testar nuestro sistema con varias medias móviles para hallar aquella más conveniente para nuestra operativa.

Pero como hemos dicho anteriormente, Weinstein opina que cuando se producen cambios bruscos en esos mercados debemos estar atentos porque estos también afectan a las acciones.

Así por ejemplo si en Estados Unidos ocurre algún acontecimiento importante, Europa, aún estando al otro lado del Atlántico, no se libra de lo que allí pase. Basta analizar la apertura del índice mini Sp 500 al contado todos los días a las 15h 30m y observar como los índices europeos en su mayoría se convierten en perros falderos replicando en cierto modo lo que hace el mercado americano.

Repito, estemos atentos a los cambios de fases que vienen por aspectos como:

Tipos de interés: subidas o bajadas anunciadas. Bonos.

Materias primas: suelen subir en períodos de crisis o de conflictos bélicos.

Divisa dólar: Te invito a que te fijes en el euro dólar. Cuando el euro frente al dólar se revaloriza la bolsa tiende a subir. Cuando el euro frente al dólar se devalúa la bolsa baja.

Oro y metales preciosos: basta observar el precio exorbitante al que ha llegado el oro o en esta crisis última.

Divergencias en el  MACD semanal con el precio.

No olvides cerrar tus posiciones con el uso de stops. Recuerda que sirven tanto para ganancias (se coloca entre el punto en el que entraste y un poco por debajo de lo que llevas ganado) como de pérdidas, (se coloca por debajo de la entrada por si el mercado se gira en dirección contraria. De esta forma reducirás la pérdida o ganancia que puedas tener y te  evitarás muchos dolores de cabeza).

Yo trabajaré en bolsa mientras gane dinero y me divierta. Si esta me da problemas y me impide dormir, entonces lo dejaré.

El stop junto a la tendencia, son mis dos mejores amigos. Por tanto nunca les daré la espalda, porque ambos me salvan y hacen crecer mi herramienta de trabajo, es decir, mi dinero.

Por favor grábate estas consignas en la cabeza, pueden ser tus grandes aliadas.

Sabías que…

Charles Edward Merrill nació el 19 de octubre de 1885 en Florida (Estados Unidos). Fue Fundador de Merrill Lyncd & Company. Entre sus aficiones juveniles estaba el baloncesto en el que quiso entrar como profesional pero no lo consiguió.

También intentó trabajar en empresas periodísticas y se matriculó sin éxito en clases de derecho. Finalmente terminó en una empresa trabajando en las oficinas pero le gustó tanto el mundo empresarial que se convirtió en director de la empresa obteniendo grandes resultados.

Poco después decidió montarse su empresa por su cuenta y junto a su amigo Edmund C. Lynch, fundaron en 1915 Merrill Lynch.

Tenían buen ojo analizando los mercados y comenzaron a aconsejar a otras compañías, cuestión a la que le sacaron gran rentabilidad.

Una de sus mejores visiones fue prever la caída del mercado de valores de 1929. Antes de la  gran depresión vendió muchas de sus propiedades y se benefició de la caída colocándose a la  baja.

Durante esos años se reinventaron fundando un banco de inversión junto con otra compañía. Cuando los mercados de valores eran solo para ricos, él promulgaba que deberían estar abiertos para todos aquellos que quisieran comprar acciones.

Para él era prioritario que la masa tuviese información sobre la bolsa, que cualquier persona de cualquier estrato de la sociedad supiera que podía invertir en bolsa.

Dejó parte de su patrimonio a su fundación para que impartiesen clases gratuitas, seminarios y formación a todas las personas interesadas en prepararse para trabajar en bolsa y así conseguir ingresos extras.