¿Por qué invertir en diamantes?

La inversión en diamantes es una alternativa que muchos comerciantes están considerando. Esta preciosa materia prima está de hecho atrayendo a mucha gente. La razón radica en el hecho de que son cada vez más raros, por lo que, presumiblemente, su precio está destinado a aumentar.

Sin embargo, invertir en diamantes lo expone a ciertos riesgos. En primer lugar, la dinámica que rige el precio, excluyendo la ley de la oferta y la demanda, es difícil de entender. Del mismo modo, la información es difícil de encontrar. Esto significa que la inversión en diamantes se reserva, o debería reservarse, sólo para los más experimentados.

También hay que tener en cuenta que los diamantes no son una inversión líquida. Paradójicamente, no es tan fácil vender un diamante, dado su costo. Ciertamente es más difícil que vender una materia prima como el petróleo, el grano, incluso los metales preciosos.

La inversión en diamantes, entonces, no es para todos, ya que cuanto mayor sea el capital, mayor será el rendimiento de la inversión. La razón de esto radica en la relación precio-peso, que es muy especial. Nos ocuparemos de eso en el próximo párrafo.

Qué hay que tener en cuenta al invertir en diamantes

Hay dos factores principales a tener en cuenta para los que quieren invertir en diamantes.

El peso. Este factor es típico de algunas materias primas y especialmente de los diamantes. El peso de los diamantes afecta al precio de forma no proporcional. Un diamante de un quilate vale alrededor de 2.500 euros, mientras que un diamante de dos quilates puede valer hasta 40.000 euros. Como se puede ver con franqueza, la proporción no es en absoluto proporcional. La razón es simple, y tiene que ver con la probabilidad: es mucho más difícil encontrar un diamante de dos quilates que un diamante de medio quilate. Como todo en este mundo, cuanto más raro es un objeto, mayor es su valor. Por lo tanto, aconsejo a aquellos con un capital de unas pocas decenas de miles de euros que compren unos pocos diamantes, pero grandes.

El riesgo del tipo de cambio. Como todos los activos, en particular los productos básicos, el riesgo cambiario puede comprometer su inversión. Los diamantes generalmente se cotizan en dólares, así que es obvio: si el dólar se deprecia, el diamante cuesta más. El peligro es que el riesgo del tipo de cambio erosiona parte o todo el rendimiento que se produjo durante la inversión.

Comprar-Acciones.org Markets – ¡Comercia en línea y usa nuestros servicios exclusivos!