Saltar al contenido
Comprar Acciones.Org

¿Qué es la bolsa de valores o mercado bursátil?

Que es la bolsa de valores

¿Qué es la bolsa de valores?

La bolsa de valores es una organización privada o pública que permite a sus componentes introducir órdenes y realizar negociaciones de compra y venta de valores, siendo estos los derechos que tienen los propietarios de los mismos.

Los valores de una sociedad o compañía anónima por ejemplo, serían las acciones. Existen una amplia variedad de instrumentos de inversión, la mayoría de los cuales trataremos a lo largo de las páginas de este libro.

La negociación de los valores en los mercados bursátiles se hace tomando precios conocidos en tiempo real en un entorno seguro para la actividad de los inversionistas.

Las transacciones están totalmente reguladas, proporcionando legalidad y seguridad.

Aunque a veces parezca lo contrario, las bolsas de valores ayudan al desarrollo económico y financiero en el mundo.

 

¿Quiénes participan?

El grupo de participantes que opera en bolsa está compuesto básicamente por:

    1. Empresas, organismos públicos o privados y otras entidades que necesitan dinero o capital.
    2. Ahorradores e inversores.
    3. Intermediarios.

La negociación de valores en las bolsas se efectúa por medio de los miembros de la bolsa, conocidos usualmente con el nombre de corredor de bolsa, sociedades de valores, casas de bolsa o agentes. Estos realizan su labor a cambio de una comisión.

Escoge un broker para operar en la bolsa. Su perfil debe ser excelente y conocido pero debes de tener en cuenta cuánto cobra por sus servicios.

Cuando realicemos operativa bursátil a gran escala sus comisiones pueden marcar la diferencia entre conseguir que el año sea positivo o negativo para nuestras finanzas.

¿Qué tienen que hacer las empresas para cotizar en bolsa?

Para cotizar en la bolsa, el primer paso que deben dar las empresas es hacer públicos sus estados financieros, puesto que a través de ellos se determina la situación financiera de la compañía.

Esta condición es sine qua non ya que las bolsas de valores son reguladas, supervisadas y controladas por los Estados, mediante los organismos públicos competentes en la materia.

Existen varios tipos de mercados, pero nosotros analizaremos:

En este mercado se negocian productos de:

  1. Renta fija: Sabemos de antemano cuanto interés vamos a recibir por nuestro producto. Por ejemplo la deuda pública y las letras del tesoro que emiten los gobiernos para conseguir financiarse son de renta fija: sabemos que si se emiten, por ejemplo, al 2%, ese será el interés que recibiremos una vez haya pasado el periodo de suscripción (un año, dos años, etc.).
  2. Renta variable: cuando no conocemos cuánto interés o dinero vamos a conseguir por nuestra inversión, ya que el precio fluctúa en el mercado. En esta situación unas veces ganaremos y otras perderemos. Es el caso en la compra de acciones, que son participaciones emitidas por una empresa y que su valor depende de su posicionamiento.

 

¿Qué queremos conseguir cuando operamos en bolsa?

 

Rentabilidad

Palabra maravillosa que la podemos conseguir de dos formas:

    • La tradicional, que es la  que más se inclina al público en general ya que es la más fácil de entender y que consiste en cobrar dividendos por la compra de acciones (participar en las ganancias de la empresa).
    • Haciendo compras, buscando conseguir  una diferencia entre el precio de compra y el de venta de las acciones que nos deja una plusvalía o ganancia.

Seguridad

La única manera de no arriesgar en la bolsa es operando con productos de renta fija como deuda pública o letras del tesoro.

Y aunque el mercado de la bolsa es un mercado normalizado, con unas reglas, unos órganos de control y una legislación reguladora que da tranquilidad a quien decide poner su dinero en cualquiera de los productos bursátiles en los que se puede operar, no se puede asegurar el retorno de un beneficio.

Diversifica, no compres siempre el mismo producto; divide tu dinero entre productos con más riesgo y menos riesgo.

Al analizarlos veremos cuáles son los más pacíficos y cuáles los más agresivos

Liquidez

Cuando existe dinero disponible para operar, hablamos de liquidez. Es decir, si quieres vender, sabes que alguien te comprará lo que ofreces, y si lo que quieres es comprar, alguien te venderá lo que quieres adquirir.

Es muy importante que nuestras futuras operaciones bursátiles se realicen en mercados muy líquidos.

Si compramos acciones de Telefónica, Santander, BBVA, etc., compramos valores denominados «blue chips». Así se llaman las empresas más líquidas y con más peso en la bolsa española. Estas forman parte del Ibex 35, que es el índice bursátil español que agrupa a las 35 compañías españolas que poseen la mayor cantidad de negocio y, por tanto, de liquidez. Muchas personas venden y compran sus acciones u otros productos partiendo de ellas como referente, precisamente por su liquidez.

Si compramos o vendemos acciones que posean escasa liquidez es posible que tengamos que esperar para venderlas o comprarlas. Por otra parte es cierto que esas otras acciones, también llamadas «chicharros», cuando suben o bajan lo hacen a lo grande, produciendo mucha rentabilidad o por contra grandes pérdidas a sus poseedores.

Tenemos que recordar que en la bolsa cotizan las empresas por decisión propia o porque así lo han decidido sus consejos de administración.

Existen en España empresas de gran prestigio como por ejemplo el Corte Inglés (que es una sociedad), que no han visto la necesidad de cotizar en bolsa.

¡Cuidado con los chicharros! (acciones de empresas con poca liquidez) Cuando sepas leer los gráficos y hacer análisis técnico, toma la decisión asumiendo su riesgo. No te dejes llevar de soplos, muchas personas se han visto en la ruina gracias a ellos.