Trump x China: el duelo de la vez

El gran duelo de la vez podría ser un gran juego de Copa del Mundo.

Pero no es.

Si mi propósito aquí es ayudar a los lectores a entender mejor el mundo que nos rodea y con ello tomar las mejores decisiones de inversión, pecaría si hoy no hablara caída de brazo entre Trump y China, que está tomando contornos más tensos.

Si usted sabe poco, o absolutamente nada sobre este tema, me gustaría que hoy marcar el día en que usted entendió eso de una vez por todas.

Vamos allá:

Desde la década de los 80, la industria china ha crecido mucho. Entre otras cosas, un factor que contribuyó mucho a ello fue la mano de obra barata presente en el país, que permitía márgenes de beneficio atractivos para los empresarios.

Con ese crecimiento exponencial de la industria, el dragón asiático se convirtió en un gran exportador de productos manufacturados.

No voy a entrar en el mérito de que hoy ellos disponen de una industria de la más alta tecnología tecnológica y obviamente no están restringidos a la producción de manufacturas.

Pero la industria manufacturera ilustra bien el caso.

ver:

Para la mayoría de los países, vale más la pena importar un zapato de China que producirlo dentro del territorio nacional.

Más que eso, cuando usted va a una tienda a comprar un zapato, el importado chino es más barato que el similar producido en el territorio nacional.

Este movimiento creó un proceso de desindustrialización en Estados Unidos, en Brasil, en Europa.

Muchas fábricas cerraron en Estados Unidos por cuenta de ello.

Muchas personas se quedaron sin empleo y sin renta.

Donald Trump, aprovechando la fragilidad de estos grupos, prometió en su campaña aumentar los impuestos sobre bienes importados de China, haciéndolos más costosos para el consumidor final.

Esto también estimularía una recuperación de la industria norteamericana, trayendo de vuelta los empleos perdidos a lo largo de esas décadas.

En teoría, los estadounidenses demandarían más los productos producidos dentro de los Estados Unidos en detrimento de los importados.

Obviamente, esto es sólo un punto de vista de una discusión muy compleja, pero sirve muy bien para comprender las motivaciones de Trump.

Ayer, los mercados financieros globales amanecieron tensos con una petición de Trump para preparar una lista de productos chinos a ser gravados en Estados Unidos.

China dijo que si hay impuestos, responder a los precios de los productos estadounidenses que entran en China.

Y Trump dijo que hará una tréplica, si hay respuesta de China.

¿Blefe de la cabeza naranja?

Tal vez. No sabemos y nada podemos predecir.

Lo mejor que tenemos que hacer es tomar decisiones porque no sabemos nada del futuro.

Si el futuro es el desaceleración del comercio mundial, ciertamente nuevas oportunidades pueden aparecer ante eso.

En Brasil, las principales empresas exportadoras pueden sufrir con ello. No a toa, ayer a Vale (VALE3) estaba en fuerte caída.

En particular, no veo con buenos ojos la posición de Trump, pero entiendo que él está siendo pragmático y coherente con lo que prometió en campaña.

Hoy tendremos reunión del Copom (comité que decide los rumbos de la tasa de interés básica, la Selic) y, ante esta tensión con la guerra comercial entre EEUU y China, se piensa que pueda haber aumento de la tasa de interés básica de la economía brasileña.

¿Por qué?

Porque la diferencia entre los intereses norteamericanos (entre el 1,75% y el 2%) y el interés brasileño (6,5%) es una de las menores de la historia.

Si vale más la pena ganar 2% al año en dólar que el 6,5% al ​​año en reales, va a tener dólar saliendo de Brasil y nuestra tasa de cambio puede disparar.

Pero vamos a esperar para ver lo que va a suceder. Mi conjetura es que para esa reunión todo permanece como está.

De todas formas, incluso con la Selic todavía baja, los títulos prefijados del Tesoro Directo están ofreciendo una rentabilidad atractiva, de casi el 12% al año.

¿La renta fija está de vuelta, con ese 1% al mes sin riesgo?

Aunque esté, todavía veo con buenos ojos la reciente caída de la bolsa de valores. Mucha cosa buena quedó barata y, en medio de la crisis, el sector de utilidad pública es más resistente a las turbulencias en el mercado.

Pero optar por la renta fija o por la renta variable?

Por las dos, ora.

Lo importante es sacar su dinero del ahorro y salir de Punto Cero de su vida financiera.

la Proyecto Punto Cero ya empezó y está dando una gran ayuda para que mucha gente empezara a recorrer el camino hacia la Nueva Jubilación.

Aproveche esta semana que estaremos dando todo gas en ese proyecto.

Un abrazo y hasta la semana que viene.

: Neymar y cia decepcionaron en el estreno. Pero es parte, sigo confiando en el trabajo del Tite. Ninguna selección favorita atropelló.