Vender acciones que no cotizan en bolsa

En algunas ocasiones los inversionistas se encuentran con el dilema de vender acciones que no cotizan en la bolsa, es decir, que ya no se encuentran en el mercado bursátil.

La posibilidad de obtener ganancias con un activo que ya no cotiza se ven reducidas de manera importante, además, aún está sujeto a las condiciones impuestas por el sistema.

A pesar de esto, es posible que puedas aprovechar las acciones que ya no cotizan. A continuación te explicamos cómo.

¿Se pueden vender acciones que no cotizan en la bolsa?

Sí, todas las acciones que no cotizan se pueden vender, sin embargo, debes tener en cuenta que no se puede hace la transacción en la bolsa de valores.

Cuando una acción está suspendida de cotización está fuera del mercado de la bolsa de valores, por lo tanto, no se puede hacer la transacción por este medio.

Esto no implica que no puedas vender la acción a un tercero que tenga interés en comprarla, es una situación totalmente legal y ambas partes pueden acordar un precio libremente.

En el momento de realizar la transacción será necesario que el comprador y vendedor se comuniquen con sus bancos o sociedad de valores para indicar que comprar o vender acciones que no cotizan en la bolsa.

Estas instituciones se encargarán del proceso y a cambio pedirán una comisión. También es posible pedir que se inicie la búsqueda de un comprador interesado o venderla al bróker que la emitió.

¿Por qué ya no cotizan las acciones?

Una acción puede no cotizar de manera temporal o permanente. En el primer caso se habla de una suspensión y al cabo de cierto tiempo reaparecerá en el mercado, en el segundo es definitivo.

Solo hay dos motivos por los cuales las acciones dejan de cotizar.

Puede ocurrir que un agente mercantil lanza una oferta pública de adquisición (OPA) para obtener la mayoría de acciones de otro agente.

De igual forma, es posible que haya un concurso de acreedores, donde los agentes mercantiles tienen problemas de solvencia y se permite su disolución y liquidación.

Vender acciones que no cotizan en la bolsa no es imposible, pero si requiere de un poco más de trabajo de tu parte para conseguir un tercero interesado.